jueves, 12 de marzo de 2015

DE INTOLERANTES POR UNO Y OTRO LADO... ESTAMOS HARTOS




http://www.eldiadecordoba.es/article/cordoba/1981941/stop/isis/tilda/torpeza/consistorio/apoye/proyecto/halal.html

Desde luego es difícil ir de Málaga a Malagón. Si no nos tocan los descerebrados del Estado islámico nos corresponden los imbéciles del otro lado. Así nos va.
Revisando con mi alumnado el tema de la Segunda República, hay un texto para selectividad que es el análisis del problema religioso que hace Don Manuel Azaña cuando se estaba elaborando la Constitución, probablemente la más avanzada que ha existido en nuestra España, incluyendo la del 78: "España ha dejado de ser católica". Esa frase, descontextualizada, se ha convertido en un ejemplo de cómo se puede deformar la realidad histórica.  Lo que planteaba Azaña era que España iba a ser un Estado laico como Francia, donde la religión quedaba en el ámbito de lo privado. Se dijo que Azaña era un demonio, que intentaba acabar con ella en España. Nada más lejano de la realidad. Otra cosa es que no hicieran nada por evitar la pérdida de patrimonio que se produjo. El anticlericalismo no es de la época de la República, ya existía desde el inicio del liberalismo. Por cierto, ¡qué buen prólogo hizo Gabriel Jackson al libro "Causas de la Guerra de España", publicado por Crítica, sobre la realidad de la República y por qué se vino a pique!
Ahora nos llega una pandilla de doctos, porque algunos lo son, pero iluminados, y empiezan a desvariar hasta extremos increíbles. Qué bien les va a algunos la polémica. Quienes tienen la frustración de no haber conseguido la secretaría general de un partido a nivel regional -lo que me suena en otro caso- se convierten, iba a decir en Cid, pero lógicamente no es el mejor ejemplo... Bueno en Santiago, pero con otro apellido, Matamoros, para decir imbecilidades.
Miren ustedes, Santiago, Fernando -¡con lo multicultural que es usted!- y Herman: todavía pienso que el problema no es la ideología -y se lo digo yo que milité en una pensando que el paraíso estaba en la Tierra... aunque sin darme cuenta que era exclusivamente para las élites-, sino las personas. Y que hay gente buena en todos los sitios. Y que si Córdoba crea productos Halal, bienvenidos sean. Recuerdo cuando yo me comía los recortes de las hostias que hacían las monjas agustinas de mi pueblo. Yo sigo pensando que la Mezquita Catedral sería un excepcional templo ecuménico... Y no le busquemos más pies a los gatos.
MIREN USTEDES: LAS IDEOLOGÍAS EXCLUYENTES SON LAS QUE DEBEN DESAPARECER. Y, CREO, QUE USTEDES ESTÁN EN ESE COLECTIVO TAMBIÉN.