sábado, 6 de julio de 2019

SI HAY FLORA, AHÍ DEBE ESTAR PIEDAD AROCA


https://cordopolis.es/2019/07/06/flora-contara-este-ano-con-una-programacion-de-actividades-paralelas/
Si hay FLORA, la cordobesa que debe estar es Piedad Aroca. Y no ya por ser cordobesa, sino porque es la que más intervenciones florales ha hecho en Córdoba y por Córdoba.  No hay que pedirlo en change.org, simplemente, si los electores conocen Córdoba, no tendrán duda.
Ya lo solicité con antelación:
http://jovenesembajadoresporelpatrimonio.blogspot.com/2019/05/piedad-aroca-debe-estar-en-flora-si-hay.html
Y, en la anterior FLORA, ella hizo una magnífica intervención:
http://jovenesembajadoresporelpatrimonio.blogspot.com/2018/10/a-la-sombra-de-flora-piedad-aroca.html
Por lo tanto...
¡PIEDAD A FLORA!

jueves, 4 de julio de 2019

HOY SE HA PRESENTADO EL PROYECTO MURALLAS




Hoy, 4 de julio, hemos presentado el proyecto "Murallas". Lo hemos presentado, pero faltabas tú, el que lo iniciaste. Sí, allí estaba Miguel Calvillo, y Elisa me comentó que no podía ir porque tenía una reunión. Y Manolo Toribio.  Pero tú no la tenías. Hace tres años que tú, a partir de lo que Dani nos llevó al instituto, propusiste el preparar algo que habías mascullado. El 4 de junio de 2017 me escribiste:
"Joder compañero no dejas de sorprenderme. Eso sí vas a tu bola, a tu ritmo y contigo mismo, lo cual me lleva en muchas ocasiones a pensar que las cosas que te digo o se te olvidan, o no es el momento de llevarlas a cabo, o lo más importante, que no las consideres necesarias. Y de pronto....apareces con el proyecto realizado. Cuando puedas quedamos donde tú me digas y a parte de ver el trabajo que habéis realizado, trazamos el plan de "ataque" al ayuntamiento para que la restauración de la Muralla del Marrubial se lleve a cabo".
Sí, el proyecto que comenzamos, y que tú me insinuaste va adelante. Pero no estabas tú. Ya lo he dicho muchas veces, es injusto.
Pero sí, estaba Miguel, y mis compañeros de departamento, Alicia y José Luis, y tus compañeros de La Escribana y ahora con nosotros, Carolina, Rafa... porque, ay que ver, has trasladado La Escribana al Rafael de la Hoz. Y también estaba tu querida Marta, mi directora, nuestra directora. Y Manolo Toribio, y el otro Manolo, referente en nuestro centro hasta jubilación, que también lucha contra esa maldita mano negra, Manolo López. Y, cómo no, una representación del alumnado de 4º, y otra de nuestro 3º. Sí, pero no estabas tú.



Tu ausencia me obligó a contar cómo surgió esto, cuando Dani llevó el material de una de las escuelas taller sobre las murallas, de cuando comentaste que al final el alumnado iba a explicar el proyecto en la plaza del alpargate, o de cuando reconociste que la puesta en valor de las murallas, en especial la del Marrubial, lo habíais pensado en una noche de vino y copas con tus compañeros del Centro de Profesorado. 
Pues desde ese momento, compañero, solo como me dejaste, he ido manteniendo el proyecto. Eso sí, he tenido suerte con el alumnado. Con los de PMAR que tanto te querían, y luego con los de tercero, con tu alumnado de oratoria en primero, pero que crecen. Buena camada. 

Y sigo, seguimos, pero ahora reforzados, pues está, y ya estaba Alicia, nuestra querida compañera; y José Luis, ¡qué suerte he tenido en mi historia docente!, en más de treinta años los compañeros de departamento han sido excepcionales. Y ahí está Rafa, tu compañero de Villaviciosa, y Alfonso, y Carolina, y Rocío. Y, por supuesto, tu sucesora, Marta. Eso sí, Rocío, a la que no conoces, no pudo venir porque estaba en la Toscana. ¡Patrimonio!


Y, además, está Victoria. A Victoria Fernández de Molina no la conoces. No es del gremio. Es una gestora cultural, historiadora, que nos conoció gracias a tu estrategia: visibiliza los proyectos, y se sumará gente. Como colocamos letreros de nuestro proyecto en algunos lienzos de muralla, nos conoció y se puso en contacto con el instituto. Y, de ahí hasta ahora. En menos de tres meses la idea ha florecido y aumentado hasta extremos increíbles.Vamos adelante. 
Hoy ante nuestros, tus, amigos, he presentado una parte del tema. He tenido, maldita suerte, que explicar el nombre de la idea: "Proyecto Paco García..." por tu ausencia. Y hablar de las noches donde pensasteis la propuesta de recuperación del Marrubial. Sí, yo he llegado a más:
El nombre de nuestro proyecto, que era un pequeño sillar para lo que ahora se va a convertir, gracias a Victoria Fernández de Molina, en una muralla. Cuándo surgió, o la visibilidad de nuestro centro. 
No me dio tiempo, y me lo comentó Victoria, en comentar cómo las palomas, se adueñan y degradan el patrimonio. Lo he dicho mil veces, pero somos imbéciles; como la paloma es el símbolo de la paz, no solo les permitimos la degradación de nuestro patrimonio, sino que les damos de comer. Anidan en la muralla, y poco a poco la destrozan, como lo hacen con las torres de nuestras iglesias... y la gente les echa de comer. Yo espero a ver cómo les dan de comer a las ratas, a las de tierra, porque a las de aire ya lo hacen. Pero no, a las de tierra no. Tampoco he comentado el sentido de las vallas de protección que poseen algunos tramos de muralla. Pero, ¿para proteger qué? Esa valla se ha convertido en un lugar reservado para que los perros, y perras, hagan sus necesidades. Y, además, sus hijos, contentos, pues llevan a las madres a un espacio reservado. Ésa es la idea de conservación de nuestro patrimonio.
Y lo del Pego no ha sido por casualidad. Tú no has conocido el restaurante, porque es posterior, pero, tío, tiene un espacio privilegiado. En plena avenida de las Ollerías, justo extramuros, y tiene la suerte de poseer la única torre, más o menos completa, de la muralla de tapial musulmana. Con suerte, se caerá y luego pondrán mucho dinero para reconstruirla. Siento, compañero, hablar mal de la gente a la  que apoyamos en su momento... tú hubieras pensado lo mismo, en estos últimos años se ha degradado bastante el patrimonio. Y mira que no quiero rajar de aquellos que me concedieron el Hernán Ruiz, pero es que no puedo hacer otra cosa. Bueno, cambiemos de tema..
Y Nacho, el gerente del "PEGO" nos ha tratado a lo grande: refrescos, cervezas, tortillas de patatas y queso... Dando más solemnidad a un pego, familiar. 
Pero te he, te hemos, echado de menos, compañero...




lunes, 1 de julio de 2019

EL PRÓXIMO JUEVES, 4 DE JULIO, PRESENTAMOS EL PROYECTO DE MURALLAS

El próximo jueves, 4 de julio, a las 12'30 presentamos en el restaurante "EL PEGO" en Avenida de Ollerías, 48, el proyecto "MURALLAS DE CÓRDOBA". 


Hace tres años que profesorado del IES Rafael de la Hoz de Córdoba, Alicia Ruiz Gallegos Mas, nuestro llorado Paco García Rueda y yo mismo, iniciamos este proyecto. Era, a su vez, una idea que Paco García, junto con otros docentes como Miguel Calvillo, habían pensado años antes, y que se iniciarían con la rehabilitación de la muralla del Marrubial. 
Pasados los años han cambiado muchas cosas: Se ha rehabilitado la muralla del Marrubial, o está en proceso, y, sobre todo, hace un par de años que la Parca se llevó a nuestro Paco García. Pero su memoria sigue entre nosotros. Con el empuje que nos transmitió, y a lo mejor lo sigue haciendo, estamos intentando cerrar, en el próximo 2020, un proyecto que se inició cuando el alumnado estaba en 1º de ESO y que finalizará cuando el mismo acabe secundaria. 
Ese pequeño proyecto, el de solicitar que se ponga en valor nuestro pasado amurallado de Córdoba, se ha convertido en uno bastante más amplio, que va a ser coordinado por Victoria Fernández de Molina. Todo consiste en poner en valor y que se conozca y se dé importancia a esos restos que poseemos desde hace unos dos mil años, los más antiguos... y hasta que, a finales del siglo XIX se decidió demoler las murallas.
Otros años hemos realizado vídeos, por ejemplo en el curso pasado con alumnado de PMAR...
https://www.youtube.com/watch?v=f6aJ7crhBPc
Y en éste, con alumnado de altas capacidades, hemos ido rotulando los lienzos de muralla:
http://jovenesembajadoresporelpatrimonio.blogspot.com/2018/10/proyecto-paco-garcia-rueda-para-poner.html
Un cartel con más enjundia, se ha preparado justo en un lugar poco conocido por la ciudadanía cordobesa: justo detrás del muro de la Misericordia, con entrada por la Avenida de las Ollerías, justo en el lugar que ocupó "la casa de los locos", o el hospital de la Misericordia. El cartel está financiado por el Restaurante el Pego.
Ese cartel nos dará pie para presentar el proyecto que culminará el próximo curso... 
Nacho, gerente del restaurante EL PEGO, junto al cartel.

Debemos agradecer también la colaboración de la empresa COPIPLUS por la perfecta elaboración del cartel, con datos aportados por los jóvenes Miguel González y Adriano Lozupone, miembros del proyecto de altas capacidades del IES RAFAEL DE LA HOZ.

Copiplus Córdoba
C/Murcia, 9 | 14010 - Córdoba

Tlfn. 957 74 66 51

cordoba@copiplus.es | copipluscordoba@gmail.com



martes, 18 de junio de 2019

HAY GENTE QUE NO APRENDE... ASÍ LES VA Y NOS VA

De verdad, no lo entiendo. El problema más grave a nivel cultural que existe en nuestra ciudad es la historia de la celosía del Conjunto Monumental Mezquita Catedral. Es gana de tocar las... campanas a la Iglesia. 
Es de imbéciles, o de analfabetos funcionales, el considerar que nuestro gran monumento, patrimonio de la humanidad, se resiente por quitar o poner la celosía. El poner la celosía hizo que se perdieran capillas, justo cuando gobernaba ese maldito dictador fascista, del que el autor de la celosía fue director general de arquitectura. Y, para colmo, lo hizo magníficamente bien - obviamente, Rafael de la Hoz, porque el otro fue un asesino- (aunque de la Hoz fue coautor de la celosía). 
Es una pena que la memoria histórica sea tan sesgada. Sorprende que cayeran capillas católicas en una época de nacionalcatolicismo. Claro, que también Franco fue el que creó El Morabito para que sus huestes asesinas rezaran en los jardines de Colón (la Historia tiene sorpresas)
No, hay a quien le gusta tocar... las campanas...
Eso sí, siempre hay gente con principios como Antonio Maíllo, pues fue brutal la justificación que dio sobre su dimisión en Hora 25 con Angels Barceló.
No, no desvarío. Hay que ser imbécil para preguntarse lo que recoge Cordópolis y que ha presentado el grupo Adelante Andalucía. Reitero, que esa familia escuche lo que dice Antonio Maíllo, y que, de verdad, se preocupen por los problemas de esa Andalucía desertizada, por el clima y por los políticos que nos han gobernado... Esa clase política que yo denuncio, y que Maíllo resalta.
https://cordopolis.es/2019/06/18/piden-a-la-junta-que-garantice-la-salvaguarda-de-la-mezquita-tras-la-sentencia-por-el-desmontaje-de-la-celosia/

A continuación, Antonio Maíllo y Angels Barceló en HORA 25:
http://www.lacerca.com/videos/actualidad/maillo-politica-servicio-publico-26930.html

jueves, 30 de mayo de 2019

LA FERIA, DE INCÍVICOS.

Cuando algo se hace mal, se prohíbe. Pero prohibir actos de feria no es políticamente correcto. Nos preocupamos de si se quita una puerta del Conjunto Monumental Mezquita Catedral... o de otras contaminaciones. Ésta está admitida. Por todos... por eso no voto.
Córdoba, y el Guadalquivir, Ciudad Patrimonio de la basura.
https://cordopolis.es/2019/05/30/el-balcon-del-guadalquivir-vuelve-a-sufrir-las-consecuencias-del-botellon-de-feria/

viernes, 24 de mayo de 2019

PEÑARROYA, DESDE LA VISIÓN DEL ALUMNADO.

El viaje a Peñarroya-Pueblonuevo merece más de una entrada. Por ejemplo, no hice referencia al urbanismo, al pequeño pueblo que se convirtió con el carbón en la gran ciudad, y donde se mantuvo una estructura urbana enormemente clasista, con un barrio isla para "los franceses", el barrio francés que incluso se trajo de allí una congregación de monjas para atender la enseñanza del alumnado de origen galo. Como me recuerda Isidora, o mis compañeros con vínculos allí, no hubo ninguna mezcla entre franceses y españoles. Ese barrio isla, el barrio francés, segregó la población. E, incluso, hubo otro espacio, no ya cerrado, para los mandos intermedios.
Ahora no me interesa lo anterior. He pedido al alumnado que manifieste sus impresiones por la visita. Aquí van una serie de opiniones:

"Este viaje me ha parecido una experiencia muy enriquecedora debido a que conocimos toda la historia de este gran pueblo. Alejandro, nuestro guía, nos explicó con todo lujo de detalles todos los acontecimientos que ocurrieron en este lugar durante la década de los 40 en el siglo XX, empezando por sus enormes túneles y la forma de cómo conseguían el plomo y el carbón.
También nos explicó y nos enseñó donde molían el grano en aquel edificio, el cual fue antes donde se realizó esta importante tarea. A continuación visitamos el Museo Geológico y Minero donde vimos todos los tipos de minerales, rocas y alguna piedra preciosa entre otras cosas.Así podría enumerar todas las diferentes actividades y visitas a los diferentes lugares emblemáticos de este pueblo único llamado Peñarroya-Pueblonuevo"
(Hugo)

Foto realizada por el alumno Hugo

Foto realizada por el alumno Hugo.


"El pasado día 20 de mayo fuimos a Peñarroya a ver el patrimonio arqueológico que hay.
La primera sensación que tuve al bajarme del autobús fue de frío, pese a que unos momentos más tarde iba a sentir todo lo contrario, cuando visitáramos la fundición de plomo, pero eso ahora más adelante.
Cuando nos íbamos acercando al cerco industrial me sentía perdida, realmente lo estaba, nunca antes había estado allí. Pero cuando entramos y vi todas las ruinas, traté de imaginar cómo eran cuando aún se cobraba vida allí y me sentí de otra época, como si pudiera  sentir a toda la gente trabajando de aquí para allá y el calor y contaminación que producían todas las fábricas.
En la fundición de plomo no sé muy bien lo que sentí. Fue una mezcla de pena y calor. Pena por pensar que aquello había sido tan importante para algunas personas e incluso para la sociedad en general, y que ahora eran simplemente ladrillos sobrepuestos con un sello en el que ponía "Peñarroya", capaces de aguantar miles de grados y que seguramente muchas personas no sabrán ni de su existencia. Sentí como cambiaban el valor de las cosas en solo unos años, y no pude evitar sentir pena. Y calor por pensar que ese lugar había estado a miles de grados y que, la mañana avanzaba u las temperaturas también. 
Fue una experiencia agradable y un sitio increíble, que no está bien valorado. Me siento afortunada de haber estado allí" (Nerea)




"Este lunes fuimos a Peñarroya a ver el cerco industrial que se utilizaba para extraer minerales como plata o plomo. Esta industria se situaba ahí porque había una mina de carbón y resultaba más fácil traer la galena (por ejemplo) allí, que llevar el carbón a donde extraían la galena. En su momento fue un lugar muy importane; extranjeros ricos invirtieron en esta industria en Peñarroya; se construyeron naves gigante que albergaban miles de máquinas; se crearon muchos puestos de trabajo, y el pueblo vivió un gran momento, pero con el paso del tiempo este sitio se ha dejado abandonado y ahora no es más que el recuerdo de lo que fue. Quitando alguna que se salva, todas las naves están en ruinas. La gente se fue yendo del pueblo, y de los 40.000 habitantes que hubo, ya solo quedan 10.000. Esto nos demuestra que aunque una empresa o industria esté en auge y parezca invencible e infinita, la evolución del ser humano lo deja todo atrás, para dar paso a nuevas y más modernas industrias, como ocurrirá con la industria petrolífera" (Adriano)


"Al ver todas las industrias y fábricas abandonadas en Peñarroya, sentí curiosidad por saber cómo eran antes y cómo funcionarían, ya que debía ser un duro trabajo. También  sentí interés porque el proceso de elaboración y transporte que explicó Alejandro, el guía, era curioso y estaba bien planteado. Por último pensé  que todo aquello debería cuidarse y exponerse al público, ya que forma parte de la historia y es algo que se ha mantenido más de 100 años." (Miguel)


"El sitio me pareció bastante curioso por la cantidad de fábricas situadas en aquel pueblo. Aunque las fábricas estaban en mal estado. Por lo menos seguía la estructura de los edificios" (Sandra)

martes, 21 de mayo de 2019

EL PATRIMONIO INDUSTRIAL DE PEÑARROYA




El día 20 de mayo tuvimos la posibilidad de conocer el patrimonio arqueológico/industrial de Peñarroya-Pueblonuevo, gracias a la colaboración del Ayuntamiento de la localidad, a través de la intervención de Isidora Perales, madre de una alumna nuestra, y que se ofreció, cuando estábamos trabajando la industria en Geografía de 3º, no solo a enseñarnos el patrimonio de su pueblo materno, sino que, además, vino a clase a hablarnos de sus recuerdos como familiar de mineros.


Peñarroya-pueblonuevo es un ejemplo de desierto industrial. Un lugar, que llegó a poseer 9000 trabajadores trabajando en tres turnos en el cerco industrial, se convirtió en un sitio yermo, demográfica e industrialmente. De más de 30.000 habitantes, en los años 40 del siglo XX, a poco más de 10.000 en la actualidad.
Hoy, Alejandro Conejo, Técnico provisional del Ayuntamiento de Peñarroya-Pueblonuevo (es casi inconcebible que esa localidad no posea con carácter funcionarial un técnico en turismo o un técnico en patrimonio), no solo nos ha mostrado el cerco industrial, la fábrica de harinas y el museo geominero. Pero no solo ha hecho eso, sino que nos ha hablado de su tesis doctoral sobre arqueología medieval, sus estudios en historia... O su gran conocimiento en el valle del Guadiato... O sus proyectos futuros para revitalizar toda la comarca, a la que se va a asestar un nuevo golpe con el cierre, decretado por la UE, de la central térmica de Puente Nuevo. El carbón ya no vende, el carbón es muy contaminante, por lo que su futuro pasará, al menos en las regiones con conciencia medioambiental, a ser historia.

Sí, la entrada espero que sea extensa. Porque el pueblo es un desierto, o va camino de serlo. Sin futuro industrial, con unos servicios vinculados a la población -sanidad, educación-, se vive aún de una población envejecida y jubilada con altas pensiones, al amparo del abandono de las minas. Pero esas altas pensiones se van acabando con el fallecimiento de sus destinatarios... y no queda futuro para los nietos de los mineros.
A todo ello se debe unir el fracaso de los fondos del plan Miner. Ni quiero investigar ni quiero entrar adónde fueron a parar esos fondos. Lo cierto es, como dice Alejandro, que no llegaron a invertirse en el patrimonio minero. Y es una pena.
Fotografía de la página de la Junta de Andalucía al declarar el cerco minero B.I.C.

En la actualidad solo está usado el enorme almacén central, de unos 16.000 metros cuadrados, casi tres campos de fútbol realizados probablemente en el taller de Eiffel. Pero, al menos, existe eso. Nos habló Alejandro del fracaso de una recreación minera muy cerca de la fundición, abandonada como su mirador, abandonada como el resto de los espacios. Al menos, desde que el espacio se ha convertido en Bien de Interés Cultural, el grado de protección será mayor y se impedirá la entrada de expoliadores.
Hablando con Isidora, la madre; Rocío, mi compañera de fatigas en el presente curso -faltaba Alicia-; y Alejandro, veíamos la necesidad de conseguir, cuando la campaña electoral municipal está en pleno auge, que el proyecto de recuperación del cerco minero es una cuestión de supervivencia del pueblo. No es de una legislatura, es de al menos tres o cuatro. Y, teniendo cerca a Fuenteovejuna, deben ir todos a una. Es como la siembra de un pistacho, se debe esperar más de una generación para recoger frutos. Y el proyecto necesita contar con fondos europeos, y en gran cantidad. Eso sí, muy fiscalizados, para que se empleen en esa función. Justo cuando estábamos comentando el tema, una joven restauradora, María del Carmen Alañón, también en paro y que trabaja voluntariamente en los mejores yacimientos arqueológicos de España -como lo va a hacer en el yacimiento de Torralba y Ambrona, hablaba de  cómo ella también podría participar en una tarea tan interesante. 
Poner en marcha un espacio arqueológico/industrial que incluyera desde Puente Nuevo a Peñarroya y Belmez, seguro que es mucho más decente, por utilizar otra palabra, que el cementerio nuclear de El Cabril, situado a un par de decenas de Kilómetros. Si a los fondos europeos se uniera capital de ENRESA, entre otras empresas con posibilidad de desgravar en su participación -e incluso el propio Estado francés, o la familia Rothschild, que durante muchos años se benefició de la plata fundida en este espacio-, la propuesta podría tener un final feliz.
Es realmente impresionante el cerco minero. Nosotros vimos el centro del mismo, donde estaría la fundición, tanto de plata como de plomo y el primitivo almacén.


La Sociedad Minero Metalúrgica de Peñarroya, con capital francés especialmente, creó un singular y excepcional entramado de explotación minera al amparo de las grandes facilidades dadas en el siglo XIX por los políticos de Madrid, en medio de evidentes protestas por la sistemática corrupción de los políticos desde la propia regente María Cristina a los principales ministros de los distintos gobiernos, pasando por el conocido Fernando Muñoz, quien casó en secreto con la viuda de Fernando VII, y regente de su hija, la futura Isabel II, y que el pueblo de Madrid le cantó:
"Clamaban los liberales
que la reina no paría,
¡Y ha parido más muñoces
que liberales había!
Esa misma costumbre corrupta la tomó la propia Isabel II, lo que sería una de las causas de la salida de España tras la "Gloriosa". Como verán no hay nada nuevo bajo el sol... O la historia se repite.
El espacio minero era un lugar autosuficiente donde no solo se extraía el mineral y se fundía, sino que se fabricaba su  propia electricidad o, incluso, la harina, en una fábrica convertida hoy en museo gracias a la cesión al pueblo de Peñarroya-Pueblonuevo por la última familia propietaria de la empresa.


La noticia de la declaración del BIC en páginas de la Junta de Andalucía :

"Este conjunto vinculado a la extracción del plomo y el carbón, que constituye uno de los mejores referentes de la actividad minero-industrial andaluza durante los siglos XIX y XX, alberga un variado patrimonio de edificaciones en las que predomina el eclecticismo y el historicismo, además de elementos propios de la arquitectura popular francesa. A ello se añade el interés paisajístico, urbanístico y etnológico por su influencia en la evolución de la comarca del Guadiato y en la propia formación del carácter histórico y cultural de Peñarroya-Pueblonuevo.
Junto con el núcleo del antiguo cerco, donde se sitúan los inmuebles más significativos al sur de la población, también se inscriben diversas edificaciones ubicadas en el casco urbano, las instalaciones ferroviarias y otros edificios y pozos mineros.






La primera de estas áreas ocupa una extensión de alrededor de medio millón de metros cuadrados. En ella se sitúa la zona más antigua, donde se explotó la Mina Terrible y el pozo del mismo nombre, en torno al cual fueron levantándose las distintas instalaciones partir de 1845. La mina fue comprada en 1862 por la compañía francesa Parent Shaken, que a su vez diversificó la actividad creando la Sociedad Hullera y Metalúrgica de Belmez (1865) y la Sociedad Minero Metalúrgica de Peñarroya (1881).
s





Actualmente se mantienen en pie trece chimeneas, que son los elementos más llamativos del conjunto, y edificios notables por su singularidad arquitectónica. Entre ellos destacan los de la Fundición de Plomo, el Almacén Central, la Fábrica de Briquetas, el Edificio del Planning, los Silos de Fertilizantes, los Talleres de Vagones, todos ellos construidos en el siglo XIX, y la Central Térmica, de principios del XX. En el Cerco Minero de Santa Rosa se conserva la base del castillete del pozo principal, uno de los más antiguos, y, así como el puente metálico del ferrocarril.
Respecto al patrimonio del casco urbano, sobresalen el Edificio de la Dirección de la Sociedad Minero Metalúrgica de Peñarroya, la casa social y vivienda del director, el Hospital Minero (actual centro de salud), el antiguo Círculo Franco-Español (actual biblioteca municipal), el Convento de la Presentación de María, el antiguo Colegio Francés y la Iglesia de Santa Bárbara.

El Lugar de Interés Industrial se completa con otros edificios y conjuntos como la chimenea de la Fábrica de la Luz, la Fábrica de Papel, La Fábrica de Tejidos La Yutera (donde se ubica el Museo Geológico y Minero), el conjunto de castilletes del Pozo Montera y del Pozo número 3 y los complejos mineros del Pozo de Belmez y del Pozo María (Fuente Obejuna), así como numerosas edificaciones e instalaciones ferroviarias. Entre estas últimas destacan la Estación de Peñarroya-Pueblonuevo, los almacenes y muelles de la línea Córdoba-Almorchón y la Estación de Pueblonuevo del Terrible"