miércoles, 2 de diciembre de 2015

JUAN M(artínez) NIZA, UN GRAN(dísimo) PERIODISTA CORDOBÉS.




Hay ocasiones en las que los inconvenientes se convierten en ventajas.
Fui esta mañana a realizarme una analítica y mi sorpresa fue su duración: dos horas. Y no es una queja por mala atención, pues la tardanza se debía a la misma prueba.
Uno, cuando piensa en esas dos horas "perdidas", siempre planifica. Esta vez no, pues lo desconocía. Ni exámenes para corregir, ni clases para preparar.
Me acordé de que había recogido en el instituto el suplemento que el Diario Córdoba había publicado el domingo: "Córdoba, un referente en el Grupo de Ciudades Patrimonio". Pues nada, a leer Patrimonio.
Excelente. No tiene otro calificativo. Tanto los artículos de Isabel Leña, o de Carmen Lozano, o de Teresa Muñiz, como las entrevistas, incluyendo las de Antonio Raya, son magníficos. Pero destaco el trabajo en profundidad, periodismo de investigación de Juan M. Niza -pues así firma-.
Conocí su trabajo cuando, en el 92/93 cuando "aterricé" en Villanueva de Córdoba; mi primer destino definitivo en la integración IES La Jara-Sección de FP Los Bretes (¡ay como te lloro todavía, querido compañero José María Tabares!). 
Llegar a un pueblo tocado por la resaca tras la "lluvia de oro" del AVE, donde el dinero, no fácil pero sí abundante, había convertido a muchos jóvenes de la localidad y entorno en personas enganchadas a la droga. Allí Juan Martínez Niza denunció con múltiples datos, esa situación. El AVE pasó por allí y ha tardado mucho tiempo en parar. Era un mal negocio... y pienso que lo sigue siendo. Esas monumentales y faraónicas obras. No voy a hacer más leña del 92 y todo lo que supuso. 
Coincidió que llegué a Santaella cuando el AVE iba a pasar por allí, y pudimos preparar unas jornadas en el instituto para recordar lo que eso suponía para una localidad: el tópico de pan para hoy y hambre para mañana. Denuncias que allí se escucharon como el problema de las arcillas expansivas... luego afloraron. Da igual, el dinero público es de todos, y no es del que cobra las comisiones. Allí estuvo Juan contando lo que vivió en su tierra de nacimiento.
Sigue igual, y de vez en cuando nos regala artículos/documentos dignos de reconocimiento.
Mi reconocimiento sí lo hago. No he conseguido localizar un enlace con el trabajo completo... tampoco parcialmente. Es, por lo tanto, difícil de leer cuando alguien no lo posea ya. Y pido a la dirección del Diario que ponga el enlace. Si no, y llega a oídos de Juan esta entrada, ojalá me lo pase para poderlo colgar.
Su trabajo principal se divide en dos partes: una primera, crítica, "Morir de éxito", con las debilidades, amenazas y errores cometidos con y sobre el casco histórico, páginas 14 y 16; y en el centro, la 20 y la 21, "Lo mejor de lo mejor", las oportunidades y fortalezas de nuestra Córdoba Patrimonio de la Humanidad. Y, entre ambos, una entrevista a Begoña Bernal.
De la primera parte: "Problemas de coordinación, normativos, de gestión y de planificación, junto a polémicas y a que el centro se convierta en un parque temático amenazan al patrimonio cordobés...Vivir en el casco histórico es un privilegio y un problema gordo. Con una planificación a veces caótica, las normas se endurecen, pero no vienen acompañadas de contraprestaciones para los vecinos... Uno de los mayores problemas es la falta de coordinación y de órganos gestores a largo plazo y con el consenso de todos, mientras que los vecinos denuncian que el Casco Histórico Comienza a convertirse en un parque temático".




De la segunda parte: "El valor del patrimonio cordobés y lo mucho que se ha hecho en el casco histórico dan pie a la esperanza... Si se aprovenchan unas oportunidades para las que no tendría perdón desperdiciarlas... Tres factores de partida distinguen a Córdoba entre las ciudades históricas. sus buenas conexiones, la gran extensión y calidad del casco y el que se trate de una zona 'viva'...El entorno del Puente Romano, recuperado, el reclamo de los Patios, nuevas infraestructuras y la promesa de colaboración de las instituciones llevan al optimismo".


Antes de estudiar Geografía e Historia pensé estudiar Periodismo. En aquel momento era Madrid, y aquello era imposible para mi familia, máxime cuando al matricularme no sabría si tendría beca. Si lo hubiera hecho, reconocería a Juan M(artinez) Niza como un maestro , aunque fuese más joven que yo.
¡Qué dos provechosas horas de lectura!
No olvido que fue Premio Córdoba de periodismo en 2011.