viernes, 1 de mayo de 2015

BENJAMÍN DE SEFARAD EN LUCENA: LA MIRADA DEL ALUMNADO.






LA NOTICIA EN DIARIO CÓRDOBA


Esta vez no fui. El profesorado acompañante del alumnado a Lucena fue Luisa Ceballos y Enrique Santos. Enrique ha llevado el proyecto desde Córdoba con su alumnado de Diversificación. El correo que envió al profesorado de Lucena es elocuente:

De Enrique Santos (profesor de CCSS, IES Blas Infante):
"En nombre propio y de mi compañera, Luisa, agradecer las atenciones y diligencia con que nosotros y nuestros alumnos hemos sido recibidos en la visita y recorrido por Lucena, así como aplaudir a los organizadores y participantes de la misma (personal municipal, docentes y alumnos) por el resultado final. Todo se puede resumir en una breve frase, dicha por mi compañera nada más estar de regreso en el autobús: "¡Estoy encantada!". Creo que es un sencillo modo de resumir la más que grata sensación que habéis dejado, en todos los participantes, tanto las personas como el patrimonio de Lucena.
Esperando que esto sirva como punto de partida para experiencias similares en años próximos, un cordial saludo, y reiterar la enhorabuena: debéis estar muy orgullosos por el trabajo realizado (hago especial hincapié para que transmitáis las felicitaciones al alumnado participante, verdadero protagonista del evento y motivo esencial por el que nos tomamos tantos esfuerzos para que aprecien, valoren y defiendan el legado del pasado. Trabajaron y explicaron muy bien)"


Solicité a parte del alumnado de tercero que comentara, escuetamente, su sensación sobre el viaje.


"Subimos a la necrópolis, que es un cementerio judío. Vimos un muro que era una imitación al Muro de las Lamentaciones de Jerusalén. Lo descubrieron cuando hicieron una carretera que pasa junto al mismo. Sabían que era judío porque las tumbas miraban hacia el Este y tenían diversas formas.

Fuimos al Palacio de Santa Ana. Allí vivía un conde que era converso pero que judaizaba..

Vimos la Plaza Nueva, con el Ayuntamiento y la Iglesia de San Mateo. Allí nos explicaron el Sagrario que es impresionante y no queda un hueco sin decorar. En esa Iglesia reside la Patrona de Lucena, la Virgen de Araceli. En la Torre del Moral nos regalaron dos dulces típicos judíos y subimos por una escalera estrecha hasta llegar a un mirador. Se veía toda Lucena y nos indicaron por dónde estaban otras ciudades como Sevilla y Córdoba.

Nuestros compañeros del Colegio La Purísima nos acompañaron al autocar y nos despidieron". Alicia María Jiménez.




"El día 29 de abril el alumnado de Córdoba acudió a Lucena. Cuando llegamos nos recibieron muy bien, tanto el alumnado como el profesorado del Colegio La Purísima y Don Manuel Lara, el concejal del Ayuntamiento. Una vez que nos recibieron en el salón de actos nos mostraron unos vídeos realizados por los propios alumnos del centro para ver cómo era la Lucena Judía. A continuación nos dividieron en dos grupos y comenzamos la visita... Recibimos por parte del alumnado una estupenda explicación..." Eryka.



"Me pareció una experiencia visitar Lucena y poder ver sus grandes monumentos. Por ejemplo la necrópolis en la que nos explicaron los diferentes tipos de tumbas que había y cómo se descubrió que era un cementerio judío. Y lo bonita que es la Iglesia donde guardan la Virgen de Araceli durante todo el mes de mayo. Lo que más me impresionó es el Sagrario que hay en esa Iglesia, la de San Mateo, con miles de detalles y figuras que decoraban cada centímetro de la sala. Pero lo mejor que me llevé de Lucena fue la amistad de nuestros amigos lucentinos" Agatha Amigo.











Gracias a Pilar, Noelia, Jesús, Eva, por pasar algunas de las fotografías. Esperemos que estas experiencias, más válidas que varias sesiones en el aula, continúen. Conseguiremos que en el futuro exista tolerancia a las personas y a las ideas y respeto al patrimonio.