lunes, 25 de mayo de 2015

MARIANO JOSÉ DE LARRA, LA ENSEÑANZA (o educación), EL PATRIMONIO Y LA PÓLIZA DE 25 PESETAS



Cuando Larra se pegó un tiro todavía no existía la peseta. No sé si las pólizas, pero la peseta, oficialmente, no. He intentado buscar en internet la palabra "póliza" y me salen financieras, de vida... pero aquella póliza de 25 pesetas ubicada en la parte superior, en su centro, de la instancia, no aparece. Pasó a mejor vida y, anterior a la era digital, no existe registrada. Una pena.
"Fritos, estamos fritos". Disculpen, pero me encanta usar expresiones vulgares -de mi pasado- en el blog. Si fuera la redacción de mi tesis doctoral las obviaría. Pero esto no es ninguna labor para obtener un "Cum Laude". Mi padre cuando estaba harto hablaba de la fritura. El profesorado actual habla de agobio. El agobio no es tanto el alumnado -que también lo es- sino la burocracia. Nos mata la burocracia.
Nos levantamos abriendo el correo del IES; revisando la página del mismo. A continuación vamos a la de la Junta; luego, entramos en el SENECA, tambíén de la Junta. De camino pasamos habitualmente del PASEN, también de la Junta. Y, luego, al portal docente.
Luego comienzas a meter documentos -al principio las competencias de tu alumnado de la ESO- en las distintas plataformas. A continuación, entras -yo, poquito- en COLABORA, también de la Junta para decir qué has hecho en relación con tus actividades del Centro de Profesorado. Más adelante, vuelves a responder al alumnado. Comienzas a preparar los informes para los suspensos. Si son más del 50% por materia a la inspección educativa. Amén de los de tutoría, para tu jefatura de Departamento. Y todo ello si has tenido suerte y has pasado la evaluación externa... porque como la sufras, como diría mi padre: ¡agárrate! pues te faltan documentos por rellenar: informes, programaciones...
Cuando crees que has finalizado, no lo has hecho. A raíz de las garantías procedimentales, debes rellenar el informe individualizado del alumnado -aunque no haya asistido a clase, siendo de Segundo de Bachillerato...-. Y luego más competencias... Da igual, burocracia. A la enseñanza o educación, dedica el tiempo que te quede.
Solo he hablado de la burocracia, que no de lo extraacadémico.

Cuando Larra se pegó el tiro ya había denunciado la situación de España y el "Vuelva usted mañana". Él, hijo de un afrancesado, conoció algo más que nuestra piel de toro y tuvo tiempo de volver a España para escribir esos extraordinarios artículos. Y eso que se fue al otro barrio pronto. Además tuvo el honor de ser el primer suicida enterrado en camposanto.

Si Larra volviera mantendría en su Fígaro el "Vuelva usted mañana",  y lo acrecentaría con "rellene papeles hasta que enloquezca". Bueno, más que papeles, páginas en el ordenador.

Mire usted por donde, don Mariano -ya que está en camposanto- si usted lee estas páginas no se sorprendería de lo sucedido.

Se creó un grupo de trabajo en nuestro IES para coordinar todo el procedimiento  que sobre Patrimonio y la cultura judía se estaba desarrollando en nuestro centro. Máxime cuando coincidía con el 700 aniversario de la Sinagoga de Córdoba. En muchos centros se sigue el método "Pavlov" sobre el reflejo condicionado: se toca la campanita desde arriba y los interesados inmediatamente comienzan a segregar jugos gástricos. Bueno, en nuestro caso exactamente no fue así. Lo de la campanita es cierto, referido al Ciclo de Turismo -iban a colaborar en el 700 aniversario-, pero no en el resto de los docentes. Llevamos años ya -como los de Turismo en todo el ámbito patrimonial cordobés (excelente el trabajo de Luna, Sara y Rafa)- y ya que se realizaba el trabajo, pues se creaba un grupo de trabajo. La diferencia entre crearlo y no crearlo es la burocracia -aumentada a la enésima potencia- y el reconocimiento de veinte horas lectivas (para sexenios...).
Nada, once docentes inscritos en el grupo de trabajo
2014-15 CO1 151408GT161 14007180 - I.E.S. Blas Infante.. sobre la Sinagoga y la cultura judía en Córdoba
El nombre es lo suficientemente largo como para no escribirlo más completo.
Y nada ahí subes en el blog de colabora lo que se te ocurra: He salido con mis alumnos a dar un paseo por la Sinagoga del Tránsito en autobús urbano... o similar. Las entradas están ahí...
Otros preferimos decir que para ir a la Sinagoga del Tránsito habría que tomar un interurbano y llegar a Toledo. Pero además presentamos libros donde se aprecian los recorridos patrimoniales -como el que a tres profesores del centro y a otro del IES Santa Catalina de Siena nos publicó la obra social de Cajasol-, o recibimos alumnado israelí -el liceo Harishomin de Tel-Aviv-. O nos implicamos en el proyecto de "Jeunes ambassadeurs...", con un alumnado explicando la Córdoba judía en francés e ingles. Y, para finalizar, el proyecto Benjamín de Sefarad con la red de juderías de España -centrándonos en Lucena-, así como la visita anual del alumnado del IES La Laguna de San Cristóbal de La Laguna.
Difícil es realizar en poco más de año y medio más actividades, complementarias y extraescolares en tan poco tiempo. Eso más todo lo realizado por el resto de mis compañeros... Solo me refiero a lo que yo he participado -como autor o participante-.
¿Dónde lo reflejo? En este blog. En algunas ocasiones también en el de COLABORA-JUNTA DE ANDALUCÍA, donde incluía los enlaces a este blog.

Después de todo lo anterior... y cuando se realiza la correspondiente memoria por el asesor-coordinador del grupo de trabajo llega a la conclusión de que me corresponden certificar "0" horas, pues no he trabajado. A mí directamente no me han informado de nada -lo sé de manera indirecta-. Ya no entro a cuestionar sobre la idoneidad del asesor -lo he hecho a través de correo electrónico con él-... Él será un simple mandado que revisa la instancia...
Pero al final LLEGO A LA CONCLUSIÓN QUE BIEN PODRÍA FIRMAR NUESTRO MARIANO JOSÉ DE LARRA: habrá hecho mucho pero usted no ha colocado la póliza de 25 pesetas en el lugar correspondiente... Así que "vuelva usted en otra ocasión, porque no vale ni mañana".