jueves, 7 de mayo de 2015

LA CELOSÍA DE RAFAEL DE LA HOZ ARDERIUS EN LA MEZQUITA-CATEDRAL DE CÓRDOBA Y LA SEMANA SANTA.



 Rafael de la Hoz -hijo- denuncia la retirada de la celosía. En "Diario Córdoba".

Supongo que voy a ganar más amigos. No sé si es por la edad o por mi indignación permanente, acrecentada por todo lo que sucede día a día.
Hace tiempo que yo compartía lo de "la Semana Santa al Arenal". Era una mezcla de mi anticlericalismo y la indignación por el colapso sufrido en esas fechas por nuestra querida ciudad, Patrimonio de la Humanidad.
Con el tiempo he observado la ganancia aportada tanto por la Semana Santa como por el mayo festivo para nuestra ciudad. Hay ocasiones que la visceralidad obnubila al raciocinio.
Nosotros vivimos del turismo: si el turismo se acaba, habrá despidos -somos un casi desierto industrial-, y si hay despidos se reducirá la población, el número de colegios e institutos...
Ahora defiendo la Semana Santa, porque aporta un ingente dinero a nuestra ciudad, dependiente del turismo. Y no solo la defiendo, sino que pienso cuál sería el lugar idóneo para su desarrollo.
A partir de la de Málaga, que no había visto nunca, pienso que existe una gran posibilidad de compatibilizar el patrimonio con el turismo.
La ribera del Guadalquivir abraza la Judería, y ella está coronada por ese espacio irrepetible, la Mezquita-Catedral. Y allí, en ese marco incomparable se debe celebrar lo que representa -para los católicos, o para quien lo admira-, es decir la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo. Para otros, como yo, un espectáculo digno de admiración.
Si desde los distintos templos, o, mejor, desde la propia Mezquita-Catedral, se inicia el recorrido, yendo a continuación al entorno del puente, incluyendo la ribera, el puente de San Rafael y el Puente Romano, lo cierto es que permitiría colocar incluso graderío mucho más amplio que el de la actual carrera oficial, desbloquearía el centro y el corazón de la Judería, la Mezquita-Catedral, se convertiría en el lugar central de la Semana Santa..
Lo anterior no tiene que ver nada con el debate de la celosía, pero considero que la propuesta se puede estudiar.
Ahora viene la segunda parte. Cada vez nos la cogemos más con papel de fumar, siento utilizar una expresión tan vulgar y machista pero no encuentro otra forma de expresar mi indignación ante lo escuchado, leído en los medios de comunicación.
Habitualmente utilizamos el embudo para exigir o dar... lo mismo podría suceder si pensamos en lo que estamos hablando.
Efectivamente, la legislación vigente exige respetar el patrimonio y la obra realizada por un creador, puesto que nunca se pierde la autoría. Para que se entienda: si yo compro una obra de arte no tengo derecho a romperla, aunque sea de mi propiedad. De hacerlo sería condenado...
Aquí no se está cuestionando ni la titularidad de la Mezquita-Catedral, ni... Simplemente se está proponiendo la posibilidad de retirar una celosía y sustituirla provisionalmente por una puerta que permita crear un recorrido de entrada y salida...
No quiero discutir la sapiencia de los honrados prebostes que forman parte de ICOMOS o del centro UNESCO Andalucía, pero me temo que todo quede circunscrito al ámbito universitario.
Supongo que allí reside el saber supremo, el paradigma de la conservación del Patrimonio. En mi época juvenil yo tuve la oportunidad de acceder a la docencia universitaria. Mi querido y añorado Miguel Avilés Fernández me prometió una plaza en el Departamento de Historia Moderna de una Universidad recién creada ya que él había conseguido colocar al hijo de un reputado catedrático de ese lugar en otra Universidad allende Despeñaperros. Yo tuve la suerte -pues es así- y aprobé las oposiciones a profesores agregados de bachillerato, y me quedé en el escalón inferior. Las oposiciones a Secundaria son duras... con una ratio que en ocasiones llega al 1:100. Respeto el Sancta Sanctorum de la docencia, pero  cuestiono que por "pasar por allí" en ocasiones sienten permanentemente cátedra. Uno puede saber mucho de Derecho Constitucional o de Geografía de la Percepción, pero a lo mejor de Patrimonio, y su gestión, sabe bastante menos.
Lo anterior viene a denunciar, puedo decirlo así, determinadas actuaciones sobre el Patrimonio y la indefensión de algunos yacimientos arrasados.
Aquí se arrasó el Palacio de Maximiano Hercúleo o lo que sea o para crear, por la vía rápida, la estación del AVE.
Ahora, hay gente que se la "coge con papel de fumar" para quitar, provisionalmente, una celosía realizada por Rafael de la Hoz Arderius. Vamos a ver, que no va a ser destrozada, quemada... Simplemente retirada para sustituirla provisionalmente por una puerta. Incluso podía ser de manera definitiva porque hay otras... Por allí pasarían las procesiones, elemento que recuerda la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo. Porque no se puede olvidar que ese espacio, sea catedral católica, mezquita musulmana, basílica visigótica o templo romano... es religioso. El lugar central de todo ese proceso religioso... y del que ahora, turístico, también vivimos más gente. Y que no va a ser arrasado por hordas bárbaras. Aunque, eso sí, habrá que decir a los turistas y nativos que existe la urbanidad todavía, eso arcaico que supone depositar los desechos en las papeleras, orinar en los lugares correspondientes...
CONCLUSIÓN: SAQUEN LA QUE QUIERAN.