sábado, 7 de febrero de 2015

LA EVITABLE ASCENSIÓN DE ARTURO UI... EN LA ESCUELA DE ARTE DRAMÁTICO



Esta noche el Centro Andaluz de Teatro ha representado, en el teatro de la Escuela Superior de Arte Dramático de Córdoba, la obra "La evitable ascensión de Arturo Ui", ante un auditorio de no más de cincuenta personas, entre las que me encuentro.
Una excepcional adaptación, interpretación... ante una desolada sala, casi vacía. Y eso que no tiene más de trescientas butacas.
¿Cómo puede ser que en una ciudad de más de trescientas mil personas solo acudan a un evento de ese tipo no más de cincuenta personas? Y más si se hace en una Escuela de Arte Dramático, donde hay varios centenares de estudiantes¿Por los Goya, que se entregan en ese momento? Pues no. Por el precio, desde luego que no: 15 € para los "normales" -incluyendo a los parados-, 12 a los jubilados -no entiendo el porqué del descuento a jubilados y no a parados, que no tienen sueldo-, y 10 a grupos de más de 10 personas.




Si no es por el precio, ¿será por la difusión? Probablemente sea la causa. Y no será por falta de cartelería, ya que cuando se presentó el acto la señora delegada de Educación estaba rodeada de carteles alusivos al acto. Ahora, a partir de ese momento desaparecieron ¡Ni tan siquiera en la Escuela! De hecho en la misma obra los actores hicieron alusión al asunto. Ya me sorprendió cuando yo supe de la representación por la prensa -y por las noticias que de ella dio el correo que recibo puntualmente del Ayuntamiento de Córdoba-. Un ejemplo:  el mismo viernes por la mañana, llamé a una compañera profesora de la Escuela; no tenía ni idea del evento, lo que también sucedía a otros trabajadores del centro.
¿Por qué no se ha difundido? Por desidia; puede. ¿O será por el mensaje?

Bertolt Brecht es el excepcional autor al que se le atribuye el poema


Primero vinieron a buscar a los comunistas y no dije nada porque yo no era comunista.
Luego vinieron por los judíos y no dije nada porque yo no era judío.
Luego vinieron por los sindicalistas y no dije nada porque yo no era sindicalista.
Luego vinieron por los católicos y no dije nada porque yo era protestante.
Luego vinieron por los estudiantes, y yo no me preocupe, pues era parte del sistema.
Luego vinieron por los periodistas, y yo me quedé callado, pues no me interesaba enterarme de nada.
Luego vinieron por los homosexuales y yo ni siquiera quise enterarme, pues soy heterosexual.
Luego vinieron por los negros, pero como soy blanco, tampoco hice nada.
Luego vinieron por mí pero, para entonces, ya no quedaba nadie al que le importara ni que quisiera hacer nada por mí”


...está escrito realmente por Martin Niemoller. Brecht  fue un luchador contra el nazismo, exiliado y que escribió esta magnifica obra de la que el Centro Andaluz ha hecho una adaptación soberbia.


Continúo, la poca asistencia... será por el mensaje.


La obra tiene dos partes. En una se denuncia la corrupción, de las empresas, de los políticos... eso que está tan al día en nuestra sociedad, y cómo no, en nuestra querida Andalucía. Vamos, en muchos momentos de la obra pensaba los múltiples y abundantes ejemplos de corrupción que se ha vivido -espero que sea en pasado- en nuestra tierra. Supongo que no debe ser plato agradable al partido político que manda en la Junta. ¡Qué bien retrata la situación! ENTIENDO QUE OCULTEN LA OBRA, PORQUE ENSEÑA LAS VERGÜENZAS ("pundonor, estimación de la propia honra" según RAE), QUE MUCHOS NO TIENEN.


La otra parte es más dura: el ascenso del nazismo perfectamente reflejado. Desde el momento en el que el Frente de Harzburg aupó a Hitler al poder. Los empresarios... convirtieron al monstruo en Jefe del  III Reich... a Arturo Ui en jefe del poder político en la obra. La metamorfosis que realiza el protagonista, Juanfra Juárez según el folleto de la obra, es sorprendente. Tanto como el que supuso el ascenso del nazismo.

Imagen de la obra, aunque no sea aquí.




Imagen de la obra, aunque no sea aquí



Enhorabuena, Centro Andaluz de Teatro. Y, cómo no, a la Junta de Andalucía, aunque temo que haya colaborado en la falta de difusión de la obra.


Excelente.


"Entonces, ¿de qué sirve decir la verdad sobre el fascismo que se condena si no se dice nada contra el capitalismo que lo origina? Una verdad de este género no reporta ninguna utilidad práctica" Bertolt Brecht