miércoles, 18 de febrero de 2015

DE EXALCALDES, MEZQUITA-CATEDRAL Y MANIOBRAS DE DISTRACCIÓN.

"Cuando un tonto sigue un camino, el camino se acaba y el tonto sigue"



La Historia está plagada de maniobras de distracción. Para no remontarme mucho en la misma, solo recordar la batalla de Gallípoli o de los Dardanelos, pensada por el primer Lord del Almirantazgo británico, Sir Winston Churchill, que llevó al matadero a cien mil soldados. Se demostraba el poco valor de la vida de un soldado. Ya tengo otras entradas sobre el tema. Pero esa MANIOBRA DE DISTRACCIÓN no sé si serviría para mucho o para poco, pero murieron cien mil personas. 


Acabo de finalizar la explicación del desastre del 98 en mi clase de Historia de España. Los casi 60.000 soldados muertos para mantener el "honor" de una España venida a menos frente a unos Estados Unidos de Norteamérica venidos a más. No sé si fue una maniobra de distracción para ocultar la corrupción, las malas condiciones de vida de los españolitos a pie... y que luego denunciaron los regeneracionistas y los literatos del 98. Cortinas de humo -red herring en literatura y cine inglés, ¡gracias, Santiago y Pedro!-...



Bueno, ahora no quiero referirme a esas maniobras de distracción, y tampoco otras de carácter bélico. Córdoba, una de las doce grandes ciudades de España, está soportando un paro altísimo, una crisis brutal, no generada por nosotros pero aumentada por los gobernantes que hemos padecido, ya sea a nivel local, autonómico o estatal, según está organizado nuestro Estado a partir de la Constitución del 78. Aquí se desahucian a familias; el paro llega a unos extremos imposibles si no existiera la economía sumergida; el comedor de Trinitarios está a tope; y los centros de Cáritas en las distintas parroquias de la ciudad o los de la Cruz Roja -más el banco de alimentos- se ven desbordados por la gente que acude porque lo básico, la supervivencia, no la consigue.

Voluntariado del comedor de Trinitarios

Pues sí, el problema más grave que tiene nuestra ciudad es la inmatriculación de la Mezquita-Catedral, Catedral-Mezquita, Mezquita o Catedral a secas. O la cuestión se soluciona o el mundo se acaba. 

Ahora, para avivar el debate justo antes de unas elecciones autonómicas adelantadas o de unas municipales cuando corresponden, los cinco exalcaldes de nuestra ciudad firman un manifiesto a favor de...


Yo creo que la preocupación de estas cinco personas es profunda pues es un bien de incalculable valor histórico para la ciudadanía. Estarán pensando que se va a desmontar piedra a piedra y va a ser trasladada, qué digo yo, a los maravillosos Jardines Vaticanos -o junto al obelisco de la plaza de San Pedro- (¡Quién sabe!)



Los ciudadanos cordobeses estamos en un sinvivir pensado en que la Iglesia ha robado la Mezquita-Catedral a la ciudadanía y cualquier día nos llevamos la sorpresa de que en lugar de la Mezquita- Catedral hay un solar... o un aeropuerto inútil en el que se han dejado más de cien millones de euros, o un campo de fútbol que en su momento fue permutado por el solar del antiguo Arcángel-y que, ruinoso, a los pocos años tuvo que ser rehecho-, o un yacimiento arrasado para implantar a la carrera la estación del AVE, o unas naves permitidas a Rafael Gómez Sánchez





Volvamos al inicio: la maniobra de distracción es aquello que se hace para desviar problemas. Nuestra ciudadanía no duerme por los desahucios; por los robos que las eléctricas hacen a los ciudadanos amparados en el favor de  los distintos gobiernos -que luego son colocados en esas empresas;  por la corrupción de los ERE que permite que mangantes no solo estén libres, sino que nos manden; por el paro que deja a muchas familias sin dormir... y sin comer. Y eso es lo que se está haciendo. Parece mentira que alguno de los firmantes se dejen utilizar. Y otros no recuerden que ellos pertenecen ahora a un partido que ha colaborado en todo lo anterior. ¿O no, señor Trigo, señora Aguilar...?




Yo firmé, hace tiempo, que la Mezquita Catedral debe ser un templo en el que todas las religiones del libro, puedan usar. Siempre tiene que haber alguien que sea el primero. Y reivindico el uso común de la Mezquita- Catedral, pero me alegro, después de ese tormentoso inicio en el siglo XVI, de que la Mezquita-Catedral, aunque la jerarquía de la Iglesia actual haya intentado quitar la primera parte de su nombre, de que podamos visitarla, y además la ciudadanía cordobesa gratis.



Señores exalcaldes: 
- A mí me preocupa que tengamos un aeropuerto inútil y yo tenga que pagar un dineral por una plaza de aparcamiento a más de cien metros de mi casa, cuando enfrente hay un solar enorme que debería dedicarse a solucionar los problemas de nuestro barrio -ya está en otras entradas...




- A mí me preocupa que tengamos centenares de desahuciados y edificios inútiles, debidos a la megalomanía imperante en el momento. Algunos de ellos -el de Koolhaas-, incluso sin hacer, y  que han supuesto una millonada... tirada, pensando bien, a la basura.


- A mí me preocupa que se pierda patrimonio por unas prisas por finalizar infraestructuras que destrozaron parte de un yacimiento arqueológico. Uno de los muchos que se han perdido.


- A mí me preocupa que alguno de los firmantes colaborara en la pérdida del "ojo del califa" -ese hotel emblemático que podría haber sustituido al "hotel oxidado"- , o el puente proyectado por Calatrava, a cambio de conseguir el "puente oxidado" o superar las alturas legales en la futura "ciudad de la justicia".



- A mí me preocupa que alguno de los firmantes hiciera la vista gorda a la construcción de miles de metros cuadrados ilegales y que todavía esa persona no solo no haya revertido la situación a la legalidad vigente, sino que además sea miembro de la corporación municipal.

- A mí me preocupa que se haya gastado dinero por duplicado en un equipamiento -el nuevo Arcángel- que en su momento estuvo rodeado de oscuras sombras.


- A mí me preocupa que tengamos uno de los porcentajes de paro más alto de España y la Unión Europea.



- A mí me encanta ir, como ya he dicho otras veces, aunque sea para utilizar los servicios -retretes- de la Mezquita- Catedral, pues hasta esa visita bien vale una misa. Y sobre todo, ver, aunque esté allí el Sr. Obispo, que ese espacio se ha mantenido durante 700 años consagrado al culto cristiano, cuando la autoridad correspondiente, Fernando III, rey de "Castilla y Toledo, León y Galicia" se lo cedió. ¿Qué más propiedad? Otra cuestión, reitero, es que se permita el culto ecuménico. Yo allí no rezaré nunca, porque no creo, pero me gustaría que sirviera para integrar a toda la gente que reza y que tiene cerebro. A los descerebrados poco se le puede hacer. Yo creo, y tengo esa esperanza, que el Papa Francisco cambie la Iglesia, como lo hizo en su momento Juan XXIII y se anticipe al ecumenismo. Seguro que sí da otro paso, ya ha dado algunos, otros le seguirán. Ya lo comenté en otra entrada, dejen la Mezquita-Catedral a algunos de la Junta de Andalucía y son capaces de crear allí unos grandes almacenes cambiando los arcos por arquitrabes... con su ERE correspondiente.

- A mí me preocupa ver que gente próxima a mí, con mucha preparación y cualificación, se vea día a día sin esperanza de encontrar un trabajo, porque nuestros malditos dirigentes -que en Andalucía coinciden con las siglas de los que firman la carta- se han beneficiado, dilapidando, robando, decenas de millones de euros que han llegado a su poder...

- A MÍ NO ME PREOCUPA DE QUIÉN ES LA MEZQUITA-CATEDRAL, SINO QUE PUEDA DISFRUTARLA. Y, POR AHORA, LO HAGO.

"Cuando un tonto sigue un camino, el camino se acaba y el tonto sigue"