lunes, 15 de diciembre de 2014

15 DE DICIEMBRE: PRIMERA MIRADA DE LA CÓRDOBA PATRIMONIAL POR LOS JÓVENES EMBAJADORES DEL PATRIMONIO











Los jóvenes embajadores por el patrimonio, una vez finalizada la actividad



Nervios, frío y emoción para poner en marcha toda la maquinaria que iba a llevar a 8 grupos de distintos niveles y centros educativos por el espacio Patrimonio de la Humanidad: desde las ocho puertas iniciales a la Puerta del Puente, punto final.


El sexto de los ocho grupos, que salía de la Puerta de Roma

El final en la Puerta del Puente

Tras muchas horas en horario no lectivo, por parte del alumnado de Patrimonio; de los que iban a recitar la leyenda de Pero Mato -tercero de ESO, más Azahara Roig-, alumnado del IES Blas Infante; junto al trabajo del alumnado que colabora con Raquel Jurado; el de Carmen Cerezo y su "Casa de Tomasa"; más la colaboración del Ayuntamiento, con su personal, con el trabajo de José María Tejero y con la coordinación de Piedad Aroca, comenzó la celebración. Desde las ocho y media de la mañana todo el mundo se estaba preparando.





Excelente el trabajo de todo el mundo para conseguir un objetivo claro: la difusión de Córdoba como Ciudad Patrimonio en su vigésimo aniversario y la concienciación del alumnado como futuros mantenedores de lo recibido en herencia.


La mezcolanza entre los receptores de la actividad era evidente: desde alumnado de primaria, secundaria, bachillerato y la cátedra intergeneracional fueron guiados por los jóvenes que enseñaron ese maravilloso libro que es Córdoba; porque las ciudades son como libros que se leen con los pies.
Alumnado extrayendo el alma de las piedras y colocándolo en el tendedero.

Teresa Rodrigues: un saludo de Eduardo.

La Iglesia de Santa Victoria, en un momento de la visita

Ocho grupos, cuatro espacios de intervención: Caballerizas Reales, Casa árabe, Zoco y Plaza de Jerónimo Páez; y la representación de un poema , con un final en la Puerta del Puente.
Un trabajo brillante del que debemos estar orgullosos; cueste a quien cueste...




Reitero: quedáis invitados a pasear, mañana y pasado, por la ciudad Patrimonio de la Humanidad y aprecia el enorme trabajo de los compañeros.