martes, 4 de noviembre de 2014

MUERE JUAN LEÓN MÁRQUEZ




El obituario, en el Diario Córdoba

No por esperada es menos dolorosa. Juan León tras algunas batallas ha perdido la guerra contra ese "cuervo negro que se le metió en las entrañas", como él mismo lo había definido en su escrito agradeciendo el nombramiento como hijo adoptivo de Bujalance.
Desde aquí le doy, le damos, un abrazo a Balbina, a Rocío y a Belén, y al resto de la familia.
Juan:
Te has ido con algunas alegrías: la primera, la de conocer a tu primer nieto, Juan, que crecerá con las historias que Rocío y Pedro, junto a su abuela Balbina,  le contarán de su abuelo; y la segunda el reconocimiento de tu pueblo de adopción, que pudiste vivir, muy cansado, pero agradecido.
Ahora podrás conocer a alguno de tus poetas preferidos, y le contarás a Mario López cómo han ido los distintos juegos florales que él se perdió -bueno, realmente no se los perdió, lo único que hace es seguirlos a distancia-.
Me cuentan que también estarás preparando junto a Paco Soriano y Luis Requena cualquiera de las obras que ya hicisteis o alguna que otra nueva. Teniendo los papeles preparados para cuando, dentro de muchos años, os reunáis todo ese grupo de teatro aficionado de la Agrupación Músico Cultural Pedro Lavirgen. Eso sí, dentro, de muchos, muchos años. Mientras tanto, tú prepara bien todo.
También puedes preparar la Coral  con Luis -al que, como a Paco, yo no conocí-, bueno, y de camino, entre preparación y preparación, le dices que imite a Gila.
No obstante, aunque rellenes mucho espacio allí, debes saber que el hueco dejado aquí es muy grande, y aunque parezca un tópico, difícil de rellenar. Tendrás que convencer a alguien de los de aquí, para que continúe con tu labor, porque obreros y obreras sí que hay, pero falta el guía.
¡Ah!, eso sí, necesitarás buscar un nuevo fotógrafo porque siento decirte que yo no estaré allí.
Un abrazo, Juan. Nos has dejado como tú dijiste de tu amigo Mario López,  "ha muerto como había vivido: con entereza, resignación y caballerosidad".