lunes, 21 de marzo de 2016

Y LOS MUSEOS DE CÓRDOBA CERRADOS EL LUNES Y VIERNES SANTO.

Imagen del diario ABC

Otra vez la misma historia. Cuando un dedo apunta al cielo, el tonto mira el dedo. Eso es lo que sucede en Córdoba. Aquí la historia reside en saber de quién es la propiedad, el usufructo o yo no sé qué gilipollez. Lo cierto es que seguimos mirando el dedo -la inmatriculación, la segunda puerta de la que daré más detalles en el futuro- y nos olvidamos del cielo.
Esta ciudad, industrial en su momento gracias a la existencia de múltiples industrias como la electro, la westing... hoy es un erial industrial y casi solo vive del turismo -más todo lo derivado de él-.
Con las plazas de alojamiento que poseemos -una de las localidades más caras de España-, nos permitimos el lujo de  cuestionar la Semana Santa y de cerrar los museos municipales el lunes y el viernes santo -probablemente-. Yo no sé quién es el responsable, ni me pagan por averiguarlo, lo cierto es que así vamos a conseguir que sea también un desierto turístico... Y que se convierta en "Córdoba, lejana y sola".