viernes, 29 de enero de 2016

MANUEL TORIBIO, UN HUMANISTA.



Existen distintas acepciones de "humanismo" y de "humanista". Era la persona que en el inicio del Renacimiento planteaba la mirada a lo grecolatino para restaurar los valores humanos... y que lo vuelve a plantear ahora, ya superado -menos mal- ese enfrentamiento entre fe y razón, entre Teo y Antropocentrismo.
Un humanista es la persona que valora al hombre y su labor histórica -lo bueno del mismo-; es la persona que investiga, que escribe, que difunde su obra.
Un humanista es Manuel -Manolo- Toribio García, padre, docente, historiador, escritor y amigo.
De origen jiennense -oriundo de Andújar- y con paso por distintas localidades andaluzas como docente, hace ya más de una decena de años que recaló en Córdoba. No sé si el abandono de la costa se produjo por la presión de Ana, su compañera, o por voluntad propia. Lo cierto es que Córdoba ganó un humanista. Y esperemos que no vuelva a un futuro exilio de nuestra ciudad. Extraordinario docente -en la actualidad, además, Director del IES Santa Catalina de Siena-, dinamizador del alumnado -uno de los fundadores de los "Patrimonitos" en Córdoba-, historiador infatigable -la Guerra Civil y su entorno y Jaén Morente son sus referentes principales-, y, ahora, poeta. Poeta en prosa y verso.
Acabo de recibir y leer su  Hecho de cristal, opúsculo de poesías y prosa dedicadas a Córdoba y publicadas por Piélago -Málaga, 2015-.

El libro sobre un fragmento de una obra de Stephanus Meyer -propiedad del autor del blog-, otro hijo adoptivo de Córdoba

Comienza la obra con "un edificio singular, un edificio plural", texto dedicado a la Mezquita Catedral de Córdoba:
 "...Cerrada y abierta, hay tantas mezquitas e iglesias en ella como cada uno quiera pensar, pero hay que encontrar la que se está buscando. Las polémicas son estériles. Siempre ha habido alguien que la ha custodiado y siempre lo habrá...
... En una cuestión como ésta, de hondo calado, no debe haber vencedores ni vencidos. Si todos cedemos, todos saldremos ganando. Si todos damos, todos recibimos...
...Espacio excepcional, maravilla del mundo, monumento universal. Si no quieres entrar en ella nadie te obliga. Si al final penetras es difícil salir, pues se apodera de ti...
...Ahí sigue, incólume al paso del tiempo, adaptándose a los cambios, a las idas y a las vueltas. Pero serás tú mismo quien tienes que hallar la tuya propia, pues ella, la Mezquita-Catedral te espera inquieta y serena, agitada y viva. El problema es tan complejo, alcanza tal dimensión que es de esos lugares que debería ser solo preservado por los Seres Humanos y Dios, Allah o Yaveh como gustéis llamarlo...
...Invoco un mensaje de unidad en la diversidad y hago mías las palabras del poeta del siglo XI Ben Suhayd referidas a la ciudad: "¡Y pensar que yo conocí a Córdoba cuando la concordia reunía a sus hijos en una vida de delicias!"...
... Que la Paz sea con vosotros y que la mezquita y la catedral de Córdoba sean lugares sagrados, espacios humanos...
... Mientras tanto, yo que soy cristiano y un mal católico, propongo que la situación no se deteriore más, que por favor empecemos todos a reflexionar. El Papa Francisco ha anunciado, que su Pontificado será corto, que no va a durar más de cinco años. Los cristianos cordobeses debemos darnos prisa, pues resolver por la parte que nos toca este embrollo podría ser un buen regalo de despedida...La fe, que mueve montañas, es la autora del mismo, pero la razón es la que nos llevará por la vía del diálogo a encontrar una solución al conflicto".

Finalmente, un "BREVE POEMA DEL ÁNGEL DE CÓRDOBA":

Vienes del infierno y brotas como una epifanía.
Se hace de noche y enciendes la luz.
En el caos, impones el orden.
Triunfal arcángel,
San Rafael de Córdoba.
Custodio, protector, amigo.
El misionero de Dios.
Córdoba que la sufres,
la gozas, la vives
Él, te da nombre.

Gracias, Manolo.