martes, 19 de agosto de 2014

CABRA (CÓRDOBA): LA RECUPERACIÓN DE LA MEMORIA..

Cuando vuelvo a mi pueblo de nacimiento, a menos de 70 km de mi lugar de residencia, el uno, Cabra, el otro, Córdoba, me siento un extraño. Cuando salí para estudiar a la Universidad de Córdoba, hace ya muchos años, era un egabrense que conocía a la mayoría de mis paisanos. No llegaba al conocimiento de los 20.000, pero casi. Ahora ves a personas por la calle, la mayoría desconocidas. No sé si por el paso del tiempo o por el cambio. Un cambio radical que, desde luego, en muchos aspectos no ha sido a mejor.
Espacios egabrenses vírgenes cayeron por la especulación -en el franquismo, y también en la transición- y la fisonomía -la morfología urbana en geografía- ha cambiado mucho de aquellos finales de los 70 en los que salí. Luego, mi vuelta, incluso a pesar de que allí estaba mi familia y mi primer hogar, fue muy esporádica, distanciándome más de los amigos, que han pasado a ser conocidos   e incluso extraños.
Esa distancia -tan cerca pero tan lejos-, se ha visto modificada por la acción de personas que han ido creando un espacio donde se acogen fotos de Cabra, y de los egabrenses.
CABRA EN EL RECUERDO, RECUPERANDO LA MEMORIA.
Fantástico trabajo de recuperación de la memoria. Probablemente a algún amnésico como yo le permita recuperar recuerdos del pasado: unos más grises, otros más alegres. Y no solo los recuerdos, sino lo anterior: la memoria histórica.
Volver a ver a seres queridos y que ya no están, espacios perdidos, momentos vividos... es sencillamente, revivir, recordar. Gracias a las personas que hacen posible esto. Especialmente para los que tenemos memoria débil o que hemos perdido la imagen de esos momentos.
Entre Mariano, Joseíto y Antonio Castro -compañero de tiza- estoy yo. Año 71 y en 2º de Bachillerato. Guillermo, Manolo López, Ordoñez, Benito, Vicente Verdú, Lama, Mesa, Frasquito, los Jiménez -mis primos entre otros-, Gerardo, Paco Poyato...



El último de la izquierda, el más alto, mi padre. Ya hace 10 años que nos dejó.




... Y dos fotos de viaje de estudios: en blanco y negro la de mi hermano, y en color mis compañeros de viaje en el 76, cómo no, a Mallorca. Buenos recuerdos del Hotel Saga en el Arenal.