jueves, 8 de septiembre de 2016

EL INICIO DE CURSO, LA MADUREZ Y LOS PREJUICIOS: NIMES (FRANCIA).

Primera entrada al comienzo de curso y, con seguridad, la primera lección que recibo en este inicio.
Como casi siempre voy a entrelazar varias cuestiones.
La madurez. En ocasiones no se aprecia  cuándo se va alcanzando, en especial si tú no eres el protagonista, sino tu retoño. Lo vez más grande, haciendo "cosas de mayores" pero como un niño que crece; y creciendo. Sin embargo, en pequeños detalles esa percepción se modifica y observas cómo madura. No solo se hace mayor porque esté acabando una carrera universitaria y ya no esté en casa, sino por los comentarios que hace.
Está de "Erasmus" en Nimes. Recién llegado a esa preciosa ciudad francesa con un patrimonio romano excepcional. La primera foto que recibí es esa joya de anfiteatro, "la arena", donde aún se mantiene ese aspecto lúdico -nunca mejor expresado- con la celebración de corridas de toros.
Sí, la madurez va vinculada a los comentarios que él hace y a los prejuicios.



En ocasiones también piensas el alumnado, incluyendo a mi hijo, no asimila aquellas enseñanzas transmitidas por el profesorado. Sin embargo, con el paso del tiempo, como la madurez, sale a la superficie.
Esas enseñanzas van ahora ligadas con los prejuicios y con un compañero, ya citado en ocasiones anteriores, admirado por el alumnado, Santiago Navajas, ese profesor de Filosofía que por un año también ha planteado su Blexit -salida de nuestro querido IES Blas Infante- a Granada.
La última foto recibida, después la incluiré, se incluía en el siguiente comentario de wasap: "Es como decía Santiago Navajas en un artículo, por más que España parezca deficitaria en muchos asuntos, es excepcional y  de nota...La endofobia actual es brutal...Pero claro, solo por  la gente que no sale demasiado del país".
¿Cuál era la razón de ese comentario? La foto era de otra de las joyas romanas, "la maison carrée", ese templo, pero lleno de jóvenes realizando botellón.


Antes de  los comentarios no quería ni enviarme la foto, pues sabía que mi estado natural, la indignación, me haría realizar una entrada de blog.
En general se tiene una percepción gradual: Al N de los Pirineos se es más desarrollado, culto, respetuoso... Al S de los Pirineos está el termino medio -ahí estamos nosotros-, y pasado el estrecho de Gibraltar ya está lo bajo. Eso no es así.
No corresponde analizar el concepto de cultura,  pero sí el de incivismo. Me ha parecido inconcebible ver esa fotografía. La policía no interviene salvo peleas entre los asistentes.
Incivismo y prejuicios. Probablemente universitarios, o al menos con estudios, bebiendo en un monumento de dos mil años. Pienso, y espero, que es inconcebible en nuestras latitudes. Puede existir el imbécil -pues también los tenemos- que pinte una declaración de amor a su pareja,  o similar. Pero es un individuo aislado, no una manada de imbéciles con permiso de unos dirigentes peores aún.
Pues sí, inicio este curso viendo madurar al personal, recordando prejuicios e indignado  con el mal cuidado del patrimonio. Bueno, pues, en parte, como acabé el pasado curso.