jueves, 29 de octubre de 2015

LOTERÍA PARA LAS ACTIVIDADES DE PATRIMONIO.



Sí, lotería. La lotería se creó no para hacer rico al pueblo, sino para recaudar dinero para la Hacienda pública.
Ahora, con las participaciones, la lotería se convierte también en la financiación de los proyectos de Patrimonio.
De entre los muchos proyectos patrimoniales que sigue el IES Blas Infante -estamos ya preparando el 21 aniversario de Córdoba como Ciudad Patrimonio y el 18 de abril, día internacional de los monumentos y sitios-, dos de ellos son internacionales (aquí no incluimos los intercambios con Brest de nuestro querido Miguel Carrasco y con Aix-en-Provence por el  Departamento de Francés y  los realizados por el Departamento de Inglés):
- La profesora de Religión Católica, Tana Rísquez, con la colaboración del Departamento de Geografía e Historia, ha preparado  un viaje cultural a Roma, sede de uno de los basamentos de nuestra identidad, con alumnado de su materia en 1º de Bachillerato. Ya lo hicimos hace dos años y el resultado fue inolvidable.
- Profesorado de los departamentos de Francés, Inglés e Historia hemos realizado un proyecto para ver el final del siglo XVIII, la revoluciones liberal burguesas (económica y política), en Francia, Inglaterra y España, incardinado en la Historia de España. Por ejemplo, vivir los lugares donde se produjo la introducción del liberalismo en Europa, o cómo y dónde vivió nuestro Fernando VII mientras se producía nuestra Guerra de la Independencia.

Para financiar el proyecto hace falta dinero. Sé que puede parecer un insulto el que pensemos en actividades extraescolares de ese tipo cuando estamos viviendo el problema de los refugiados. Como profesor de Historia con mayúsculas debería hablar de cómo habría que ayudar a la gente que llega exhausta a nuestra tierra, recordando que nosotros fuimos como conquistadores a sus tierras hace no tantos siglos -en algún caso, solo hace cien años-, y somos culpables de su realidad.

Pero, debemos seguir avanzando y nuestros proyectos están ahí...

Todo lo anterior para decir que por cinco euros se puede conseguir... una utopía. ¿Quién no sueña que por cinco euros se pueden obtener 80.000 € antes de impuestos -64.000 después de ellos-? Una ilusión... que está en manos de nuestro IES...

¡QUE LUEGO NO SE DIGA  QUE NO SE ESTABA ADVERTIDO!