miércoles, 7 de enero de 2015

Por la libertad de expresión y la tolerancia: Je suis Charlie.





LOS DIBUJANTES RESPONDEN...





Willy Toledo: eres un imbécil,  porque realmente no eres más que eso. Además también un hijo de papá -porque, cómo no, pudiste estudiar en USA gracias "a la plata" de tu papá-. Verás, aparte de imbécil no te he dicho nada más, pues solo te he dicho "hijo de... papá". Casta pura... y caradura.

SI NO CREES EL PÁRRAFO ANTERIOR, ENTRA EN EL ENLACE

IMBÉCIL EN EL DICCIONARIO DE LA RAE: "ALELADO, ESCASO DE RAZÓN"

Bueno sirva esta introducción para continuar con la defensa de la tolerancia. 
Yo, que soy hijo de mi padre, y de mi madre, ellos muy católicos -aunque yo no-, y no pertenecientes a la casta, seguiré escribiendo en favor de la tolerancia.
No puede ser que estos intolerantes asesinos quieran que volvamos a hace más de trescientos años. Ya, cuando algunas ideologías han superado esa fase intolerante, entramos en el momento en el que nos encontramos a unos descerebrados -o locos, o asesinos- que, en defensa de una ideología, matan.
Sí, que eso pasa todos los días y no lo denunciamos... Pero ya basta. Y no es la primera vez que lo hago desde aquí. 
París es el símbolo de la libertad. Se podrá cuestionar la labor de la prensa, sea seria, amarilla, salmón o satírica... pero, ¿asesinar?. Desgraciadamente Arturo Pérez Reverte lo tenía muy claro hace tiempo, y va a llevar razón. Como sigamos así y nadie arregle esto... Jodidos estamos